Archivos de Chinatown san francisco

Comprar en chinatown


PEQUEÑA Y GRAN CHINATOWN.
No hay mejor escenario para filmar una persecución policial que el barrio chino. Si no, corrobórelo viendo las escenas de Límite: 48 horas. Entre faroles de papel rojo, carteles de neón escritos en mandarín y callejones sin salida, el detective Jack Cates Nick Nolte) y el timador Reggie Hammond (Eddie Murphy) intentan encontrar a dos peligrosos criminales. La tarea no será fácil en este laberinto que alberga la segunda comunidad china más grande del mundo fuera de su país. Quienes la visiten no deben pasar por alto la Grant Avenue, donde se pueden encontrar chucherías, carteras imitación y herboristerías en las que preparan poderosas medicinas naturales. Stockholm Street no es apta para aprensivos. En esta calle, se aglutinan los locales que venden “productos frescos”. Más que frescos, vivos. Desde peces que intentan nadar en atestadas cubetas de plástico hasta extraños bichos que se mueven en masa, la oferta chinesca se anuncia para paladares valientes. Póngalo a prueba en Kan’s.
No se vaya sin descubrir el secreto de las galletitas de la fortuna, cuya masa encierra un mensaje de la buena suerte. Asómese sin miedo a la pequeña fábrica ubicada en la calle Ross Alley. Asústese si toma una foto sin permiso: a los amigos de ojos rasgados no les gusta ser digitalizados. Finalmente, observe un partido de ajedrez en el parque Port Smouth Square. Preste atención a los participantes: son capaces de soportar todo el partido en cuclillas sin acalambrarse. Un chino.

Etiquetas: ,