Viajes a egipto Archive

Una banda de música en egipto


Antes de ensayar, cada instrumentista aprende su parte por separado…
Hoy es tarde de ensayo. El vestíbulo vuelve a estar tranquilo y vacío. De repente, tres niñas bajan por unas escaleras cogidas del brazo y desaparecen con rapidez. Al rato, otra chica sigue sus pasos lentamente, planeando con sus brazos ligeramente apartados del cuerpo. Más jóvenes se unen al grupo y pronto se escucha el eco de un oboe y el lamento de un contrabajo. Cuando la orquesta se prepara para ensayar, cada músico aprende su parte por separado.
En el vestíbulo, una clarinetista se encuentra de pie, derecha como una vela, tocando a Mozart e hinchando verdes globos con su chicle. Entre las sombras, una chelista acaricia su instrumento mientras intenta memorizar una pieza. Entonces, interpreta un par de compases y hace una pausa para comprobar las partituras. El ensayo está a punto de comenzar. Una tarde más, Al-Nour wal Amal se llenará con los acordes de la esperanza.

Etiquetas:

La vida diaria en el Cairo


La vida en las dependencias del centro puede ser dura para las más pequeñas, pero a menudo es la mejor alternativa. Es el caso de Ma’ali Salahed-din, de once años de edad, que estudia en la escuela primaria y toca el violín. Tiene cuatro hermanos, uno de ellos también ciego. Cuando vuelve a casa por vacaciones, el ambiente que encuentra no es muy acogedor. La familia ocupa una pequeña vivienda con una nevera en el dormitorio, una lavadora en el recibidor y una salita repleta de muebles. Por supuesto, los gastos efectuados en las infructuosas operaciones de ojos de los hijos impiden a sus padres comprarles juguetes y, mucho menos, gastarse el equivalente de 15.000 pesetas en un violín para Ma’ali.

Fuera de los problemas familiares, la música y los estudios parecen proporcionar las mayores posibilidades de éxito en el mundo exterior. Muchas jóvenes continúan sus carreras en la universidad o en el conservatorio de El Cairo. Tras graduarse, pueden encontrar trabajo en la enseñanza, en la administración del Estado o en negocios privados; en parte, gracias a una ley que exige a las empresas con más de 150 empleados reservar a los discapacitados un mínimo del cinco por ciento de sus puestos de trabajo.
Etiquetas:

Músicos del Cairo


El calor aprieta. Aunque el vestíbulo central de la Asociación Al-Nour wal Amal (Luz y Esperanza) aún está vacío, pronto va a comenzar el ensayo. Las intérpretes, mujeres cuyas edades oscilan entre los quince y los treinta y tantos años, llegan de una en una, procedentes del colegio o del trabajo.
A pesar de la oscuridad, muchas llevan gafas de sol; la mayoría cubre su cabeza con un pañuelo o un chador. Estamos en El Cairo, capital de Egipto. Al final del vestíbulo, las jóvenes saludan a Sherifa Fathi, que enseña árabe y música en la escuela primaria de la asociación. Está escribiendo en braille, con pizarra y punzón: Al-Nour wal Amal es un centro para niñas y mujeres invidentes.
A las cuatro en punto, Ahmed Abu el-Aid, director de la orquesta, entra en la sala. Este hombre, de poco más de 60 años de edad, es la única persona que puede mirar la partitura. Cuando las jóvenes están preparadas, anuncia el programa del día: comenzarán con la pieza que acaban de ensayar: la Danza eslava de Dvorak. Como aquí no tiene sentido dirigir la orquesta agitando las manos o una batuta, el maestro mantiene el ritmo golpeando su atril con el mango de un matamoscas. Una vez que la pieza está bien avanzada, Abu el-Aid pasea calladamente por la orquesta y corrige suavemente la posición de la mano o la muñeca de una chelista.
-Los ciegos no tienen un don especial para la música-dice el maestro-. Mi experiencia me dice que son iguales que los demás. La única diferencia es que los invidentes tienen más problemas porque una orquesta normal depende por completo de la vista. Los músicos tienen que poner un ojo en el director y otro en la partitura. Es verdad que hay intérpretes ciegos, algunos de ellos excelentes, pero todos son solistas.
Este grupo sólo toca música egipcia -a veces mezclada con ritmos tradicionales de estilo occidental- y composiciones europeas pertenecientes al último período romántico. El énfasis en el repertorio europeo contribuye a proteger a la orquesta de las críticas de los integristas islámicos: algunos de ellos sostienen que la música árabe fomenta la conducta licenciosa.
Aunque varias mujeres de Al-Nour wal Amal profesan el cristianismo, la mayoría es musulmana. La preocupación de estas últimas por la rectitud de su actividad musical les llevó a buscar consejo de un religioso. Imán Fawzi, contradeseo del maestro por crear un repertorio accesible, tanto para audiencias egipcias como extranjeras. Desde su fundación en los años cincuenta, la orquesta ha llevado a cabo actuaciones en lugares como Alemania, Inglaterra, lapón, los países del golfo Pérsico, Marruecos y España, además de en Egipto.
La orquesta es el proyecto más sobresaliente de la asociación, fundada en 1954 por Istiqlal Radi, hija de un acaudalado latifundista. El trabajo anterior de Radi con la Media Luna Roja (el equivalente de la Cruz Roja en el mundo islámigías, influencia y fortuna a crear un entorno en el que las niñas invidentes pudieran florecer al máximo. Se intenta preparar a todas las muchachas para una vida independiente, proporcionándoles una preparación en educación física, cocina y economía doméstica. Para las integrantes del programa de rehabilitación, el matrimonio es el camino más factible para desarrollar una vida fuera del centro. En ese caso, la asociación la ayudará a reunir el ajuar e incluso le suministrará el traje de boda.

Etiquetas:

Viajes baratos a egipto


EGIPTO,
CIRCUITO 8 DÍAS DESDE 385 €.
ESTA OFERTA INCLUYE:
• Precio por persona en base a habitación doble* Avión ida y vuelta.
• Traslados aeropuerto- hotel-aeropuerto.
• Estancia de 7 noches en hotel y régimen elegido .
• Visitas y excursiones.
NO INCLUYE: Tasas, paquete de visitas y suplemento aéreo según origen.

Etiquetas: ,