Turismo de aventura Archive

La provincia de Palena


Caracterizada por su exuberante paisaje, la provincia de Palena es la zona más septentrional de la Patagonia. Su capital, Chaitén, una agradable villa de 4.000 habitantes, está comunicada con Puerto Montt por avión(un vuelo diario) o por una barcaza que llega dos veces cada semana. Las calles, anchas y rectas, reflejan la juventud de esta caleta de pescadores que en 1933 sólo tenía tres casas y que cobró vida en los años ochenta con la construcción de la Carretera Austral. Si se recorre esta vía desde Chaitén en dirección sur, se puede disfrutar del espectáculo de la frondosa selva templada, alimentada por intensas lluvias. Ríos, volcanes y ventisqueros jalonan el camino; en una de sus curvas se puede ver la carlinga de un avión caído hace unos años, reconvertida en una vivienda hoy abandonada, a juzgar por la vegetación crecida en su interior. A través de un paisaje siempre verde, la carretera bordea el lago Yelcho y la Villa Santa Lucía, ubicada junto a un regimiento militar. De ahí surge un ramal que lleva al río Futaleufú,uno de los mejores del mundo para la práctica del rafting y el descenso en kayak. El pueblo homónimo se levanta en un idílico valle de clima benigno, situado a tan sólo nueve kilómetros de la frontera argentina.

Etiquetas:

Turismo aventura en el sur de chile


El sur de Chile es uno de los mejores destinos del mundo para los amantes del deporte-aventura y las actividades al aire libre. Algunas cumbres andinas, como el monte Fitz Roy o las Torres del Paine, están entre las más perseguidas por los escaladores. Por su parte, los aficionados al trekking disponen de numerosas rutas de todos los niveles, especialmente en el Paine, paraíso de caminantes y mochileros. Esta zona y, en general, toda la Patagonia, es también un terreno ideal para las excursiones a caballo, que dan acceso a los parajes más salvajes. Los aficionados a la pesca (trucha y salmón) encuentran su ambiente en los lagos Cochrane y General Carrera o en el río Futaleufú, destino favorito de los locos por el kayak y el rafting. La agencia Pared Sur Expediciones organiza circuitos de mountain bike por el Paine, Tierra del Fuego y la Carretera Austral, así como combinados de bicicleta y rafting en Futaleufú y trekkings y rutas a caballo por el río Baker. Las oficinas de turismo de la región ofrecen toda la información.

Etiquetas:

Los paisajes de la región de Aisen


La Región de Aisén, cuyo nombre deriva de la castellanización del término inglés ice end (fin de los hielos), es un territorio casi deshabitado, convertido por las circunstancias en uno de los de futuro más prometedor del planeta. Pocas zonas naturales -quizá sólo la Antártida- cuentan con una proporción mayor de espacios protegidos y parques nacionales como esta región antes llamada Trapananda -donde los españoles buscaron infructuosamente la Ciudad Dorada de los Césares- y que fue incorporada a la división administrativa del estado chileno en 1928. Hoy es posible recorrerla siguiendo la Carretera Austral, para lo cual es conveniente disponer de un vehículo todo terreno con provisión de gasolina. Una vez obtenida esta infraestructura básica, sólo queda abrir bien los ojos y disfrutar a fondo del cascada que se desprende del glaciar. Muy cerca se encuentra Puerto Puyuhuapi, aldea fundada a orillas del fiordo homónimo en 1935 por cuatro colonos alemanes que iniciaron una próspera actividad agrícola y ar-tesanal en la zona. Merece la pena visitar la fábrica de alfombras de alta calidad montada por el ingeniero textil Walter Hopperdietzel en 1945, al igual que el centro termal situado en la orilla opuesta del fiordo.
Un camino lleno de sorpresas visuales
Los parajes espectaculares -el puente sobre el río Cisnes, la Piedra del Gato- se suceden a lo largo del camino. Cien kilómetros al sur (distancia que puede suponer entre dos y tres horas de viaje) se levantan los núcleos urbanos de Puerto Aisén y, más allá, Puerto Chacabuco, actual fondeadero de los barcos de gran calado. Aquí es posible alquilaruna embarcación para visitar las colonias de lobos marinos del archipiélago de Los Chonos y el bosque lluvioso del Parque Nacional Isla Magdalena; o tomar alguna de las líneas regulares que se dirigen a la laguna San Rafael, donde desemboca el glaciar homónimo, uno de los más impresionantes que bajan del Campo de Hielo Norte. Entre Puerto Chacabuco y la frontera argentina, la Carretera Austral está pavimentada. Por toda la zona pueden observarse gran cantidad de bosques quemados, resultado de los incendios practicados hace 50 años con el fin de despejar terreno para el ganado. En el valle donde confluyen los ríos Simpson y Coihaique, a 740 metros de altitud y rodeada de montañas que en invierno se cubren de nieve, se levanta Coihaique, capital de Aisén. Una de sus rectilíneas calles alberga el Museo Regional de la Patagonia, que muestra la joven historia aisenina a través de las curiosas fotos de los primeros colonos. La historia de la colonización se hace puro presente al salir de la ciudad en dirección a Balmaceda,espectáculo. Al norte de la Región, el camino bordea el Parque Nacional Queulat. una densa selva siempre verde de clima frío-húmedo que alberga tesoros naturales como el ventisquero Colgante, llamado así por la vertiginosa primer poblado deAisén -su fundación data de 1917-y actual sede del aeropuerto regional. La carretera discurre por un paisaje ameno junto al arroyo Pollux, salpicado de rebaños de vacas, bosques de flirres, hileras de álamos y casas de madera, muchas de ellas recién levantadas o en proceso de construcción, que nos muestran que el espíritu de los pioneros está bien vivo. Al sur de la capital aisenina se multiplican los parajes atractivos, sólo transitados por viajeros aventureros y algunos arrieros a caballo. Después de cruzar una boscosa quebrada se llega a un valle glaciar con curiosas formaciones rocosas, entre las que destaca la Piedra del Conde, montaña con aspecto de perfil humano. Tras atravesar la Reserva Nacional Cerro Castillo por el portezuelo Ibáñez (1.120 metros de altitud) y descender la Cuesta del Diablo, aparece la soberbia visión del valle del río Ibáñez, cubierto en parte por las cenizas del volcán Hudson. Más allá, la carretera recorre los lindes del impresionante río Cajón Cofre, el valle del Murtay las orillas del lago General Carrera, que, con sus 2.240 kilómetros cuadrados de superficie, es el segundo más grande de Sudamérica después del Titicaca. Compartido con Argentina, donde se conoce como lago Buenos Aires, destaca por el intenso color azul de sus aguas, que vierten en el Pacífico a través del río Baker, el más caudaloso de Chile. Más allá, junto al lago Cochrane, se sitúa la Reserva Nacional Tamango, uno de los pocos lugares donde, con suerte, se pueden observar huemules. En Puerto Yungay, a 112 kilómetros de Cochrane, termina la Carretera Austral, aunque está prevista una prolongación que llegue hasta Villa O’ Higgins, al pie mismo del Campo de Hielo Sur.

Etiquetas:

Haciendo amigos en borneo malasia


HACIENDO AMIGOS
Salgo a dar una vuelta por la aldea. Me -esulta difícil entablar conversación, Dorque aquí nadie habla inglés. Todos me observan, y los niños me persiguen, me piden fotos y más fotos: la diversión consiste en verlas al instante, una anciana me mira con cara hosca. Las mujeres más viejas parecen ser las más reacias a las visitas. En una especie de callejón, un joven le corta el pelo a otro. De pronto, un hombre balbucea en inglés e intenta hablarme; Argentina, porque de allí son Messi y Maradona. Nos retratamos juntos y felices y quedamos en vernos a la noche, durante el agasajo que están preparando. Los Iban fueron guerreros muy temidos. Para certificar la victoria en alguna batalla, debían volver con las cabezas de sus adversarios. Cuando de una cuestión territorial se trataba, el cráneo enemigo probaba que aquel territorio ya no le pertenecía. Al trofeo de guerra se le sacaba la piel, se ahumaba, y luego se colgaba en la puerta del hogar o en un cuarto donde se realizaban los rituales. Los tatuajes están relacionados con esa tradición guerrera. Los diseños representan animales e indican un rango; el dragón se corresponde con la más alta jerarquía. También quedaban grabadas en la piel las experiencias que recogían los jóvenes en sus viajes iníciáticos. Por la noche, Jampang, el jefe de la aldea, se presenta y ofrece tuak, un vino de arroz hecho en casa. Hace más de dos años que ningún extranjero los visita. La noche avanza entre sorbos de tuak, danzas y cuentos milenarios. La diversión nocturna no se extiende demasiado: por la mañana, los espera el trabajo duro en los campos de arroz, caucho y pimienta. Al otro lado del pasillo, un grupo de jóvenes pasa el tiempo con un juego de mesa casero. Hay billetes en juego y un par de celulares en el piso. Respiro aliviado, el tiempo de los cazadores de cabezas ha quedado atrás.

Etiquetas: ,

Conociendo la isla de borneo


LA TIERRA DE LOS IBA.
Al sur de Sarawak, en la legendaria isla de Sandokán, es posible visitar una pequeña aldea perteneciente a una tribu de guerreros y cazadores de cabezas. Fueron temibles, pero hoy se dejan fotografiar. texto y fotos de guido piotrkowski. Borneo fue el escenario que eligió el escritor italiano Emilio Salgari para narrar las aventuras de su más célebre personaje. Sandokán, el tigre de la Malasia. Atraído por las historias de aquel príncipe -cuyas aventuras había leído en mi infancia- y seducido por las anécdotas que me habían contado sobre la tribu de los Iban, viajé hasta allí. Borneo está dividido entre Indonesia, Brunei y Malasia. Mi destino era Sarawak, uno de los dos estados que pertenecen a este último país. Aquí viven los Iban, el grupo étnico más numeroso de la isla: tatuadores milenarios, célebres y temidos por su fama de impertérritos cazadores de cabezas. “Cuando era niño, jugaba al fútbol con los cráneos”, comenta sonriendo Tiyon Juna, guía local, pequeño, moreno y de ojos rasgados. Como buen Iban, lleva ambos brazos tatuados. “Los hombres que no se tatúan son mal vistos en nuestra cultura, y es posible que nunca se casen”, afirma Tiyon, y agrega que el mismo destino les espera a aquellas mujeres que no aprendan a tejer.

Mumbái


Luz en el Este.
Durante los calurosos veranos en Mumbái, al anocher las multitudes llenan los mercados al aire libre. Sólo una simple luz de un bulbo, controlado por el gobierno, cuelga sobre cada puesto. Una tarde un vendedor mostraba sus prendas a un turista cuando se üurninó el bulbo. Sacrificando la venta, hizo una reverencia al bulbo y oró para agradecer de que su negocio funcionara una noche más. -Gautham lyer, escritor, vive en Oaxaca, México.

Etiquetas: ,

Selva tabasqueña


Explora la selva tabasqueña.
En esta aventura explorarás la exótica región selvática Agua Selva, ubicada en la frontera de los estados de Tabasco, Veracruz y Chiapas, te maravillarás con el paisaje: hay más de 50 cascadas y montañas agrestes como el cerro de “La Pava”. El punto de partida es el poblado Zoque de Mújica. Esta travesía está llena de caminos lodosos y de obstáculos naturales. En Mújica te puedes hospedar en un hotel ecológico rústico atendido por gente de la región. Disfruta la comida tradicional y para recuperarte puedes hacerte una “limpia” con Don Antonio, el chamán del pueblo. Para llegar a Agua Selva toma la autopista que va de Coatzacoalcos a Tuxtla Gutiérrez, ahí encontrarás la desviación.

Etiquetas: ,

Motocicletas en méxico


Recorre México en motocicleta.

Acelerar tu moto, escuchar el rugir del motor y correr a toda velocidad a través de la República Mexicana es una experiencia única, donde podrás ascender montañas y volcanes como el nevado de Toluca y el Pico de Orizaba, atravesar los desiertos como el de Baja California, la Sierra Gorda de Querétaro, las dunas veracruzanas o superar los lodosos caminos selváticos de Tabasco. La biodiversidad y variedad en ecosistemas de México lo hacen único para recorrer rutas maravillosas en las que, además, podrás conocer su invaluable riqueza cultural, étnica, histórica, gastronómica y arqueológica.
En el motociclismo todoterreno puedes elegir entre las motos de dos ruedas y las cuatrimotos. Ambas siguen los mismos modelos de competencia: recorrer un circuito en el menor tiempo posible. La pista debe contar con mucho lodo, arena, rocas, zanjas, rampas, cruce de arroyos y pendientes pronunciadas. En esta modalidad es fundamental la resistencia del piloto y de su moto. En el rally los pilotos recorren largas distancias, entre los más famosos están el Rally París-Dakar y Baja 1000. La tercera modalidad es de recreación y viaje, que consiste en hacer largas travesías con tus amigos por carreteras y caminos de renacería. Los lugares más frecuentados, cerca de la Ciudad de México son el Ajusco, la Marquesa y Valle de Bravo. Entre este último y el Nevado de Toluca hay un sinfín de rutas. En las tiendas especializadas puedes contactar con grupos y unirte a recorridos; recuerda que es mejor ir acompañado, por lo menos de una persona, para resolver cualquier imprevisto. En México existen empresas que organizan viajes en motocicleta como Todo Terreno y Río y Montaña, que actualmente maneja el programa MotoExplor: salidas guiadas de fin de semana hasta largas expediciones, ellos organizan todo el viaje, tú sólo pones tu moto y si no tienes, te rentan una. A continuación te enlistamos algunas de las mejores rutas en México.

Etiquetas: ,

Turismo rural barato


TURISMO RURAL.
En el mercado se encuentran guías turísticas en las que figuran todas las casas rurales de España, es decir, antiguas viviendas de pueblo rehabilitadas, en las que se pueden revivir los placeres de la vida campesina. Es una nueva forma de entender el turismo, más real y participativa. Los precios suelen ser ajustados y pueden compartirse entre los miembros de un nutrido grupo.
Nosotros proponemos disfrutar del paisaje verde y húmedo de Navarra o Cantabria, de la calidez del clima andaluz o descubrir la cara más rural de las islas Baleares.

Etiquetas: ,

Turismo a vela


A TODA VELA.
No hay mejor manera de hacerse a la mar que en un barco de vela. Es un deporte que combina el esfuerzo físico con la diversión y la vida social. Los veleros de crucero suelen poseer las comodidades imprescindibles para pasar unos cuantos días en el mar, con literas, cocina, comedor y cuarto de baño. Suelen tener de 4 a 8 metros de eslora y pueden acoger a un grupo de 4 a 8 pasajeros. Embarcarse en una travesía de este tipo permite disfrutar además del sol, de los deportes acuáticos y de la pesca. Otros deportes para disfrutar del agua son el windsurfing y también el piragüismo, el raf-ting o el hidroespeed, que permiten recorrer un amplio territorio a través de ríos, torrentes o lagos.

Etiquetas: ,

Página siguiente »