México turismo Archive

La galería de arte mexicano


La galería de arte mexicano

La gam fue la primera galería privada en México. Por ella pasaron Diego Rivera, Rufino Tamayo y Frida Kahlo, entre muchos otros. La fundaron en 1935 Carolina e Inés Amor, cuando tenían 20 años, lo cual causó el primer escándalo: ¿qué hacían dos mujeres jóvenes, amigas de artistas comunistas, subidas a un tren con 60 obras para llevar a la feria de arte de Chicago? Desde entonces su postura fue la innovación.
Casi 70 años e innumerables exposiciones después, la gam aún puede presumir de ser sensible a las manifestaciones artísticas del momento. Mariana Pérez Amor (hija de Inés) y Alejandra R. de Yturbe llevan adelante la galería. Dice Mariana: “Su pasado es glorioso, pero la galería seguirá viva sólo en la medida en que artistas jóveríE le inyecten sangre nueva. Sería muy fácil manejar grandes maestros, para vender un Kahlo no hay que pelear demasiado. Pero a nosotros nos llena de energía cuando un artista joven llega a proponer una nueva visión. La estética ha cambiado muchísimo, y es importante darle espacio a las manifestaciones contemporáneas”.

Etiquetas:

Turismo de arte en méxico


Turismo de arte en méxico

Sin duda hay un boom de arte mexicano en el mundo entero. Pero quienes representan a México en el mundo ya no son los grandes maestros revolucionarios y sus murales épicos, sino una generación de jóvenes artistas contemporáneos. Así como antes predominaba la pintura, las nuevas propuestas se apoyan más en la fotografía, la instalación y el video, en un esfuerzo por descubrir formas y lenguajes diferentes. Cada vez se vuelve más importante no sólo hacer “algo bonito” sino también tener un discurso y una intención que tomen en cuenta la evolución artística.
El caso es que la creatividad mexicana se ha abierto paso en importantes bienales, ferias y exhibiciones internacionales. El año pasado, por ejemplo, se exhibió en Londres “20 Million Mexicans Can’t Be Wrong”, curada por Cuauhtémoc Medina, así como “México City: an Exhibition about the Exchange Rates of Bodies and Valué”, en el PS1 de Nueva York, y “Zebra Crossing”, en Berlín, curada por Magalí Arrióla.

Etiquetas:

Jugando golf en Ciudad de Mexico


 Jugando golf en Ciudad de Mexico

Aquí hay equipos y carritos para rentar o, si lo prefiere, puede caminar este campo diseñado por Percy Clifford, muy accesible, con 18 hoyos en pasto quicullo. Esta es tierra de mucha lluvia donde, por lo regular, la bola corre muy poco, así que se recomienda jugar con winter rules para disfrutar mejor del juego (el golf no es nada fácil como para complicarlo aún más). Vale la pena si es un pegador largo salir de unas marcas más atrás ya que el campo es corto, el yardaje va de 5500 a 6450; para quienes suelen salir desde atrás, el espacio se puede aprovechar para practicar otro tipo de tiros. Es un buen descanso, no tan exigente en distancia pero sí en precisión con greenes algo pequeños que el greenkeeper tiene en buen estado.
La primera vuelta es la más pintoresca ya que este campo tiene la ventaja de estar en medio de un bosque que parece de ensueño, entre ríos que seguramente tendrán un buen número de historias de golfistas que contar y gracias a las que podríamos aprender, por fin, lo que hay que hacer o no para un buen tiro. Puede ser que entre el bosque usted comprenda lo que quieren decir los expertos cuando dicen que el golf se trata de técnica más que de fuerza.
Hay algunos tiros que no son tan obvios, así que le daremos algunas sugerencias por si es su primera vez en este campo: en el hoyo dos, un par 3 de bajada ayuda tirar un fierro menos, el hoyo tres par 5 es protegido por un lago antes del green con el segundo tiro a ciegas para colocar a 120 de green. En la segunda vuelta, en el hoyo diez no se ve el río que cruza a 100 yardas de green, que no es un hoyo muy largo, así que salir con el drive puede significar irse al agua, por lo que sugiero tirarse a medio fairway con un fierro o madera 5, dependiendo de su distancia para dejársela a 130 yardas. En el doce dogleg a la derecha, si como a mí, se le antoja cortar por arriba de los árboles del lado derecho, le advierto de una vez que no vale la pena: le quedará un tiro con un gran árbol enfrente; será posible volver a atravesar si le pide permiso a ese gran guardián para que lo deje pasar: lo mío fue suerte.
Cambiando de tema, si de disfrutar y relajarse se trata, basta con visitar el Spa del hotel: las manos expertas que ahí encontrará, harán maravillas por usted. Uno de los primeros Spas de México que, entre su delicioso menú de tratamientos y masajes, puede ofrecerle un programa que incluye varios servicios y una dieta sana para acompañarlos. Después de uno de estos masajes no queda más que murmurar un agradecimiento de corazón.
Y como en algún momento hay que comer, tendremos que hablar de los restaurantes. Desde las siete de la mañana en el restaurante Terrazas podrá desayunar disfrutando de la espléndida vista y de una rica cocina internacional. Los fines de semana, junto al campo, podrá disfrutar de una comida ligera o de bebidas para relajarse en el Aquarima.
Las instalaciones están adecuadas a la belleza del lugar, así que puede disfrutar el aire libre en la alberca semiolímpica, en las canchas de padel, en el golfito o sus siete canchas de tenis. Usted podrá disfrutar de estas actividades y del golf desde las siete de la mañana; además, puede disfrutar de clases de equitación que el hotel puede coordinarle en el club ecuestre de Rancho Avándaro o simplemente rentar unos caballos para visitar los alrededores. Y si quiere más, Valle de Bravo es el lugar para todo tipo de actividades: motocross, bici de montaña, parapente, hangglidders, veleo, ski en agua, kayak, entre otras muchas.
Los huéspedes también pueden hacer uso diario de la Marina Club, un club privado en el lago donde se puede rentar una lancha con equipo de ski y kayaks. Los fines de semana, ahí mismo, si desea pasar el día junto al agua, hay una palapa que abre de 9 a 5 donde sirven bebidas y botanas y desde la una de la tarde hasta morir.el restaurante índigo sirve comida mediterránea.
Es una escapada que vale la pena darse si visita la Ciudad de México: descanso, naturaleza, relajación y entretenimiento al alcance de su mano.

Etiquetas:

Las costumbres del norte de México


Las costumbres del norte de México

La comida en el norte tiene una bien merecida fama de ser sencilla y deliciosa. Lo que ofrece, principalmente, son carnes asadas. Pero la variedad de cortes y sus posibles combinaciones siguen moviendo al asombro. Los restaurantes tradicionales de carne asada son la opción obligada para cualquier viajero que visite Juárez por vez primera; sin embargo, también están otras ofertas gastronómicas que se ajustan a la perfección con lo que se da bien en la región. Restaurantes argentinos, por ejemplo; aunque también hay una exquisita variedad de restaurantes de comida mexicana. ¿Las versiones del sabor local? Es una gama amplia, pero podríamos mencionar, principalmente, a los internacionalmente famosos burritos: deliciosas megatortillas de harina rellenas de, por ejemplo, machaca de res. No tan conocido, pero igualmente maravilloso, es el queso con chile: de verdad un manjar para los dioses. Para acompañar la comida puede pedir una exótica bebida local: el té “chaiqueado”. Se trata de té negro con limón y azúcar y algún otro ingrediente que le da un toque sutil, delicioso y francamente refrescante si usted va por allá cuando hace calor.
Si lo que le interesa de Juárez, además de comer y hacer buenos negocios, disfrutar la vida nocturna o las opciones de paseo.es hacer un nutrido “shopping” del otro lado de la frontera, entonces le sugerimos que lo haga en horas hábiles y no después de las cinco de la tarde, porque los locales comienzan a cerrar y se enfrentará, sobre todo si cruza caminando, con un pueblo casi desierto. La cosa es más o menos así: justo después de cruzar el puente lo recibirá una calle amplia en la que no hay más que locales comerciales en los que puede comprar cosas a precio de ganga, pero no de primera. Para conseguir cosas de mucho mejor calidad, será conveniente que rente un coche o tome el autobús para que lo lleve a un centro comercial (como Sunland Park o Bassett Center).
En Juárez mismo usted encontrará una enorme variedad de artículos importados a muy buenos precios y, especialmente, encontrará productos locales que vale la pena adquirir. Para eso puede ir a los mercados de la ciudad, como el Juárez o el de alimentos, aunque también puede comprar en alguno de los pequeños negocios que venden, por ejemplo, mermeladas (las de ciruela y manzana son sensacionales), tortillas de harina para burritos, peletería y cosas que no encontrará en otro lado.
Si lo que desea es pasearse para lograr el merecido descanso después de un trabajo exhaustivo o nada más para conocer, los alrededores de Ciudad Juárez ofrecen una de las opciones más sorprendentes no sólo del norte mexicano, sino del país mismo.Ahora es paraje obligado entre quienes estén interesados en maravillas naturales o milenarias, gracias a sus dunas (ver recuadro), los petrograbados y otras zonas de alto interés turístico.
En Juárez hay una representación de cada parte de la República: hay gente joven de todos los estados, interesada en crecer, en alcanzar nuevos horizontes.Así es Ciudad Juárez, una ciudad que sorprende por su viveza y constante movimiento. Un espacio joven y activo que apenas está comenzado a ser.

Etiquetas:

México colonial


México colonial

CULTURA: MÉXICO ANTIGUO Y COLONIAL
La historia de México es como un pastel dramático con capas de sabor mesoamericano y español: arquitectura, arte, comida y costumbres reflejan la mezcolanza de estas culturas. Travcoa lleva los viajeros a conocer a este reino inmenso en un viaje de 18 días por México colonial. En el menú: el Zócalo de la Ciudad de México, las pirámides de Teotihuacán, la colonia de artistas de San Miguel de Allende, la ciudad de minas de plata de Guanajuato, la Plaza de los Mariachis en Guadalajara, la gran ciudad colonial de Morelia, los mercados de artesanías de Oaxaca y los misterios de Monte Albán. Cada fecha ofrece participación en un festival único: en julio, danzas indígenas en la Guelaguetza, un festival de la cosecha en Oaxaca, mientras en septiembre está el festival de los mariachis en Guadalajara. En noviembre, únase a los festejos del Día de los Muertos.

Etiquetas:

La huasteca


Conquista la huasteca hidalguense.
En esta ruta, también de tres días, descubrirás lugares que jamás habías imaginado. Es recomendable salir de Otongo, a tres horas de Pachuca, enclavado en la sierra y rodeado de un bosque Mesófilo (conocido como el “Camino a las agujas” o “Lugar de hormigas”), descubierto a finales de la década de los cincuenta por mineros. Se trata del yacimiento de manganeso más grande de América del Norte, que data de la era Precámbrica.
Prepárate para explorar un territorio tropical. Atravesarás numerosos ríos y arroyos. La cascada de San Miguel (con 50 metros de altura) es una de las vistas más impresionantes del camino. No dejes de probar el zacahuil, un tamal gigantesco que se prepara para convidar en las fiestas siempre ambientadas por huapangos y sones huastecos.

Etiquetas: ,

Sierra gorda


Travesía por la Sierra Gorda: Tres días son suficientes para recorrer.

Una de las regiones más accidentadas y escarpadas de la Sierra Madre Oriental. Conocida como la Sierra Gorda, es una de las reservas más hermosas de México, rica en diversi-HH   dad natural y cultural. Te hipnotizarán sus cañones, montañas, cascadas y abismos esparcidos en casi 384 mil hectáreas. La aventura empieza en Peña Bemal,  de ahí maneja a Piñal de Amóles, después sigue hasta Puerta del Cielo, el punto más alto de la sierra, donde encontrarás la desviación rumbo a la Misión de Bucareli, para llegar tendrás que manejar por polvorientos y pedregosos caminos de terracería que van bordeando espectaculares. Las ruinas son espectaculares. Muy cerca de este lugar y en la orilla del río Extoraz se localiza el campamento ecoturístico del Jabalí, que cuenta con cabanas y restaurante (muy buenos, por cierto), es necesario reservar con anticipación.

Etiquetas: ,

Turismo en veracruz


Descubre el trópico veracruzano.
En esa ruta de tres días recorrerás 150 kilómetros por la región tropical y costera de Veracruz. Esta aventura comienza en Jalcomulco, a la orilla del Río Pescados. Durante esta travesía manejarás por cañaverales hasta la costa del Golfo de México, donde descubrirás las mágicas dunas de Chachalacas. De paso, y si aún tienes energía, experimenta el descenso en río o relájate con un temascal.

Etiquetas: ,

Motocicletas en méxico


Recorre México en motocicleta.

Acelerar tu moto, escuchar el rugir del motor y correr a toda velocidad a través de la República Mexicana es una experiencia única, donde podrás ascender montañas y volcanes como el nevado de Toluca y el Pico de Orizaba, atravesar los desiertos como el de Baja California, la Sierra Gorda de Querétaro, las dunas veracruzanas o superar los lodosos caminos selváticos de Tabasco. La biodiversidad y variedad en ecosistemas de México lo hacen único para recorrer rutas maravillosas en las que, además, podrás conocer su invaluable riqueza cultural, étnica, histórica, gastronómica y arqueológica.
En el motociclismo todoterreno puedes elegir entre las motos de dos ruedas y las cuatrimotos. Ambas siguen los mismos modelos de competencia: recorrer un circuito en el menor tiempo posible. La pista debe contar con mucho lodo, arena, rocas, zanjas, rampas, cruce de arroyos y pendientes pronunciadas. En esta modalidad es fundamental la resistencia del piloto y de su moto. En el rally los pilotos recorren largas distancias, entre los más famosos están el Rally París-Dakar y Baja 1000. La tercera modalidad es de recreación y viaje, que consiste en hacer largas travesías con tus amigos por carreteras y caminos de renacería. Los lugares más frecuentados, cerca de la Ciudad de México son el Ajusco, la Marquesa y Valle de Bravo. Entre este último y el Nevado de Toluca hay un sinfín de rutas. En las tiendas especializadas puedes contactar con grupos y unirte a recorridos; recuerda que es mejor ir acompañado, por lo menos de una persona, para resolver cualquier imprevisto. En México existen empresas que organizan viajes en motocicleta como Todo Terreno y Río y Montaña, que actualmente maneja el programa MotoExplor: salidas guiadas de fin de semana hasta largas expediciones, ellos organizan todo el viaje, tú sólo pones tu moto y si no tienes, te rentan una. A continuación te enlistamos algunas de las mejores rutas en México.

Etiquetas: ,