Francia Archive

Esquiando en Courchevel


Esquiando en Courchevel

Courchevel, nieve de alto diseño:
Si bien las pistas de Courchevel son democráticas, sus cuatro villas marcan la diferencia. La 1300 es la más económica; la 1550 se conoce por su comida gourmet, sus cafecitos y su vida nocturna; la 1650 es una mezcla de chalets viejos y modernos departamentos, y la 1850 es el lugar donde se encuentran los mejores hoteles, los restaurantes para el aprés-ski, los spas, y el sitio donde preguntar por los precios en las boutiques está mal visto. Si necesita más detalles comuniqúese con la oficina de turismo. Los restaurantes Le Chabichou y Le Bateau Ivre se disputan el titulo del mejor de Courchevel, pues ambos cuentan con dos estrellas Michelin. Para aburridos o cansados están las boutiques de Chanel, Yves Saint Laurent o Kenzo en el Espace Diamant. En cuanto al esquí, es recomendable contratar un entrenador que le aconseje los senderos de acuerdo a su habilidad. Las pistas más complejas —que van desde descensos razonables hasta el suicidio— se encuentran alrededor del Pico Sauhire, Les Suisses y Roe Merlet. El terreno también es adecuado para el snowboard, el heliskiing y prácticamente cualquier deporte invernal. Los aeropuertos más cercanos son el de Ginebra (120 kilómetros, tres horas) y el de Lyon (170 kilómetros, tres horas y media).

Etiquetas:

Méribel de la cama a la montaña



Méribel, yendo de la cama a la montaña
Méribel puede presumir de ser el mejor ski/in-ski/out del mundo. Eso quiere decir que uno puede saltar de la cama a la montaña con los esquíes puestos, y emprender la cuesta abajo sin más preparativos. La villa se extiende sobre el valle hasta Mottaret en dirección a Brides-les-Bains, donde se hospedaron los atletas en los Juegos Olímpicos de 1992. Ubicada a 44 kilómetros de Albertville y 170 de Lyon, Méribel está en el corazón de Trois Valtées —Thorens, Belleville y Courchevel—, la región de esquí más grande del mundo, con 600 kilómetros de bajadas y más de 200 medios de elevación donde pocas veces tendrá que esperar. Los senderos más complicados se ubican en Val Thorens, aunque para practicar el downhill —esquí en pista más larga y de mayor velocidad— lo mejor son los caminos fuera de la pista. Prácticamente no hay actividad que no pueda realizarse en esta zona: vuelo en globo, hangliding —parapente y variantes de ala delta—, patinaje y heliskiing. Incluso es un buen sitio para aprender a escalar en hielo, ya sea natural o artificial. También hay bobsled —un tobogán casi cerrado por el que se desliza un trineo de una o dos personas y alcanza altas velocidades— en La Plange y paseos en trineos de perros.

Etiquetas:

La isla de Saint- Louis a orillas del Sena


De pastizal anegadizo a ejemplo arquitectónico:
Fotografiada desde el puerto des Célestins, la isla de Saint-Louis expone sus extraordinarias obras arquitectónicas del siglo XVIII a orillas del Sena. A la izquierda, el puente Sully, y a la derecha, en primer término, el Mane y detrás, el Louis Philippe, conectan sus calles con el resto de la ciudad. Cuando estos terrenos no eran más que un pastizal anegado por las crecidas del río, la isla era conocida como Nótre Dame. En el siglo XVII comenzó su urbanización y en 1726 fue rebautizada con su actual nombre.

Etiquetas:

La plaza de los Vosgos en París


La plaza Real, un espacio cerrado y simétrico para el esparcimiento de los ciudadanos, nació en 1605, bajo el impulso de Enrique IV En 1800, el lugar fue rebautizado con su actual nombre, les Vosges, para honrar a la primera provincia francesa que pagó sus impuestos. Concebida como un cuadrado perfecto, cada lado posee nueve edificios que, a su vez, tienen cuatro soportales en el piso bajo y ocho ventanas distribuidas en el primero y segundo nivel. El lugar se ha convertido en una de las zonas más caras de París.

Etiquetas:

Las colinas de Chaumont en Francia


Enclavado en un peñasco a treinta metros de altitud, el templo de Sybille gobierna el centro del lago de dos hectáreas que baña el parque de las Colinas de Chaumont. Proyectado en 1863 para rehabilitar un barrio insalubre del noreste parisino, el espacio verde es parte de las 2.060 hectáreas de bosques, jardines y plazas creados por Napoleón III en la capital francesa. El ingeniero Jean-Charles Alphand, su diseñador, usó dinamita para remodelar el relieve y abrir un espacio bucólico con un lago, cascadas y arroyos.

Etiquetas:

Descubriendo rincones de París


Nunca se termina de conocer París. Lejos de las bulliciosas vías principales, plazas recoletas, espacios de naturaleza exuberante o harrias que parecen pueblos brindan la oportunidad de sentirse descubridor de ciudad. Las luces del amanecer aumentan la iluminación que los focos dan a La Maison Rose, un pequeño restaurante situado en la esquina de las calles de SaulesV l’Abreuvoir, en pleno Montmartre. A principios de siglo, el pintor francés Maurice Utrillo (1883-1955), que encontró en los rincones del mencionado barrio un variado motivo de inspiración, tenía su taller en este edificio.

Etiquetas: