Archivos para diciembre, 2012

El misterioso origen de los esquimales


Ninguna de las teorías que pretenden explicar el origen de los esquimales o establecer los tiempos en que cruzaron el Estrecho de Behring (que separa al Asia de Alaska) pasa de ser conjetura. En primer lugar, el hombre blanco no comenzó a comunicarse con los esquimales hasta el presente siglo. Por otra parte, el Ártico continúa siendo peligroso para quienes no están habituados a vivir en él. Estos factores dificultan en extremo los estudios e investigaciones, que pudieran arrojar alguna luz sobre el enigma.
Una de las características de los esquimales que más intrigan a los científicos es la uniformidad de sus costumbres y rasgos físicos, sea cual sea el lugar donde se hallen, lo cual sugiere que inicialmente todos formaron parte de un grupo único que fue desmembrándose con el tiempo. En cuanto a la región en que debió habitar este grupo original, la misma debió estar lejos del mar, ya que sus avíos de pesca marina y sus armas de caza parecen adaptaciones de los que se usan en los ríos y lagos distantes de la costa. Tampoco han podido los antropólogos establecer relación alguna entre los esquimales y los miembros de otras razas, pues su lengua y cultura carecen por completo de afinidad con las demás conocidas.

Etiquetas:

El pueblo de pushkar


DE PUEBLO SOÑOLIENTO AL TORBELLINO DE UN FESTIVAL RELIGIOSO Y COMERCIAL:
Durante todo el año, el aspecto exterior de la pequeña ciudad de Pushkar (cuyo nombre a veces se escribe también Pushkara) es el de uno de tantos pueblos de la India, con sus vacas sagradas deambulando por las calles estrechas, sin ser molestadas siquiera cuando, hambrientas, se alimentan de las telas de algodón de los mercados (lo más que pueden hacer los comerciantes en tales casos es arrodiliarse ante el animal y rogarle que deje de comerse la tela); con sus mendigos semidesnudos, implorando la caridad pública; con sus comerciantes, luciendo en las cabezas turbantes de color rojo o anaranjado brillante, típicos de este estado, efectuando sus habituales transacciones mercantiles; sus mujeres vistiendo los hermosos saris de Rajasthan —tan apreciados en toda la India— y regateando precios en los puestos de verduras. Pero ya a finales de octubre, todo comienza a cambiar. Pushkar deja de ser un remanso de paz para convertirse en una extraña paradoja en la que el fervor y el misticismo se combinan con los negocios; los sabios y los peregrinos intercambian pensamientos e ideas filosóficas y los pecadores se purifican en las aguas sagradas del Lago del Loto.

Etiquetas:

La feria de Pushkar


El lago y la ciudad de Pushkar se encuentran casi en el centro del populoso estado de Rajasthan (cuya población es de más de 20 millones de habitantes), en el que se celebran otros dos festivales anuales: el Holi (en febrero y mar-zo), y el Teej (en junio y julio). La Feria de Pushkar, sin embargo, tiene características propias, no sólo por la peregrinación en masa que atrae, sino también por esa curiosa mezcolanza de asuntos divinos con actividades comerciales, ya que los campesinos de la región aprovechan la extraordinaria afluencia de peregrinos para venderles sus productos agrícolas y animales domésticos
Además de los mercaderes locales y de los labriegos de la campiña circundante, acuden a Pushkar para participar en la Noche de Plenilunio y en el extraordinario intercambio comercial a que ésta da lugar, miles de caravaneros procedentes de todos los rincones del estado de Rajasthan y de los estados aledaños. Aun desde el Irán llegan numerosas caravanas, siguiendo una ruta que tiene miles de años de existencia.
La mayoría de los viajeros procedentes del interior del país utiliza camellos y dromedarios como medio de transporte, llegando a concentrarse anualmente en Pushkar más de 80 mil ejemplares de esos animales. Esto ha dado al festival el tercer nombre por el que es conocido: la Feria de los Camellos. Los peregrinos llevan además un buen número de animales de otras especies para venderlos durante la celebración, y lo mismo hacen los campesinos de toda la región, entablándose entre ambos grupos una feroz competencia por la clientela, la cual consiste principalmente de turistas occidentales y de aquellos peregrinos cuyo motivo más poderoso para asistir es de tipo religioso.
Una vez en los alrededores de la población, los integrantes de las caravanas levantan sus campamentos. Mientras los hombres atan las patas de los camellos para que no puedan escaparse y perderse (cosa que puede suceder muy fácilmente por el gran número de estos rumiantes concentrados allí), las mujeres colocan las ropas sobre las rocas de la orilla del lago y las golpean con un mazo de madera hasta dejarlas limpias. Al atardecer, comienzan a encenderse hogueras, utilizando como combustible el excremento seco de los camellos. Y al caer la noche del primer día de la Feria, el ruido que producen los cientos de animales y los miles de peregrinos allí congregados es ya ensordecedor.

Etiquetas:

El cementerio de San Juan


Sin duda alguna, el carácter isleño de Puerto Rico ha influido hasta en la selección del lugar donde se estableció el Cementerio de San Juan: junto al mar. Se trata de una necrópolis de franco estilo español, con sus panteones y mausoleos de mármol adornados con artísticas esculturas de temas religiosos o alegorías al descanso eterno. Las banderas indican que en esas tumbas yacen veteranos de distintas guerras, figuras prominentes o, simplemente, ciudadanos que sintieron especial amor por su tierra. Al fondo se pueden apreciar los muros del Fuerte Brooke, prolongación del Morro.

Etiquetas: ,

México una ciudad cultural


Gracias a la gran cantidad de museos, monumentos, barrios tradicionales, edificios históricos y centros culturales, la capital de México es la ciudad donde no hay espacio para el aburrimiento. Para aquellos que gustan de la historia y las artes plásticas, sólo tiene que caminar por el Centro Histórico y descubrir, prácticamente en cada esquina un museo con exposiciones interesantes. Amantes de la música no querrá perderse los espectáculos en el Museo de Bellas Artes. Bosque de Chapultepec, el Museo Nacional de Historia en el Castillo de Chapultepec y el Museo Nacional de Antropología, requiere un día completo de su agenda de vacaciones. Algo que nadie debería perderse en esta animada ciudad es la Casa Azul, la casa donde la famosa pintora mexicana Frida Kahlo vivió, en el barrio de Coyoacán acogedor.

Un caleidoscopio de épocas y recuerdos de experiencias nuevas y esplendores de los siglos pasados, es la Ciudad de México. Aquí se puede saltar desde una era a la siguiente con sólo cruzar la calle. Desde los misteriosos restos de las ciudades prehispánicas encontradas en pleno corazón de la ciudad como el Templo Mayor se puede ir a la época colonial con sus templos interminables y hermosas casas construidas con roca volcánica roja y patios con arcos y fuentes de agua . Al atardecer la mejor opción es que te mimen en un restaurante o bar en el barrio Condesa, un barrio con un estilo Art Noveau cautivadora, o en Coyoacán un barrio tranquilo y colonial ubicado a lo largo de los jardines y avenidas que le ayudan a olvidar la agitada vida como de una gran ciudad.
Una ciudad espectacular para quedarte es Querétaro y si buscas hoteles en Queretaro te recomendamos estos. Esta ciudad es para mi de las más lindas y más visitadas ultimamente, cuentan con una gran inversión hotelera en Querétaro, lo que lo hace una de las ciudades más interesantes.

Usted no querrá perderse la imposición de la Ciudad de México Palacio de Bellas Artes, ubicada a siete cuadras del oeste del Zócalo, junto al parque de la Alameda Central. Inmediatamente verá por qué este palacio cúpula grandiosa es uno de los más importantes sitios múltiples de la ciudad y lugares de interés.

Encargado por el presidente Porfirio Díaz para sustituir el Teatro Nacional anterior que fue demolida en 1901 el arquitecto italiano Adamo Boari comenzó el proyecto en 1904. El plan original era terminar la construcción a tiempo para celebrar el centenario de la Independencia de México en 1910, sin embargo, trabajar en la construcción se estancó inicialmente debido a problemas de construcción y luego el estallido de la Revolución Mexicana. Al final de la Revolución, arquitecto mexicano, Francisco Mariscal, continuó el proyecto, y la señal se inauguró finalmente en 1934.

Obtener una visión panorámica del Palacio de Bellas Artes y otras atracciones populares de Ciudad de México desde la terraza mirador ubicado en el piso 44 de la Torre Latinoamericana, al otro lado de la calle.

Etiquetas: ,

Las casas de los esquimales por dentro


En cada casa hay por lo menos dos lámparas de aceite de ballena colocadas sobre las tarimas laterales y, al lado de una de las lámparas, un gran pedazo de hielo metido en una bolsa de cuero, el cual al derretirse proporciona a los moradores agua para beber. En las paredes se introducen ganchos de hueso para colgar la ropa seca; y, sobre las lámparas, pendiente del techo, una especie de tendedero o bastidor, también de hueso, sobre el que se tiende la ropa mojada para que se seque. Del techo se cuelgan las cazuelas y demás utensilios de cocina, de modo que todo quede al alcance de la mano.
En este pequeño recinto, con las lámparas de aceite y sus propios cuerpos como únicas fuentes de calor, pasan los esquimales el invierno más crudo del planeta. Sin embargo, y por raro que parezca, todo indica que la temperatura no resulta demasiado baja para los esquimales en el interior de la casa, pues tanto los hombres como las mujeres andan desnudos en ella. En parte al menos, esta curiosa costumbre se debe a los piojos, los que son invulnerables al intenso frío del Ártico y constituyen una verdadera plaga. Como los esquimales no pueden bañarse debido a la virtual imposibilidad de calentar el agua en cantidades suficientes y, por lo general, cuentan con sólo una muda de ropa por persona, despojarse de ella constituye el único medio de librarse de estos molestos insectos.

Etiquetas:

Pushkar el valle del loto


EL DESENVOLVIMIENTO RELIGIOSO DE PUSHKAR.
Con el transcurso de los siglos, fueron surgiendo los templos dedicados a las distintas deidades de la religión hinduista: los de Visnú Siva y, en lugar prominente, el dedicado a Brahma, el Creador, uno de los pocos que existen en su honor en toda la India. Desde este templo de Brahma se contempla lo que probablemente sea uno de los paisajes más impresionantes del mundo: el desierto visto a través del lago. El viajero o peregrino que llega a sus puertas, después de cruzar a pie o a lomo de camello la vastedad del desierto, no puede menos que experimentar una profunda sensación de paz al encontrarse ¡al fin! en un oasis.
De los distintos templos, los peregrinos escogen el que les quede más próximo, ya que cualquiera sirve “para comunicarse con el Infinito”. Según la religión hinduista —la más tolerante del mundo— Dios es el mismo para todos los seres humanos. La forma en que se le adore depende simplemente de las inclinaciones personales de cada individuo. Para ellos, los maestros fundadores de todas las grandes religiones —llámense Zaratustra, Gautama Buda, Jesús de Nazaret o Mahoma— han sido encarnaciones humanas del Dios único y, por tanto, cualquier templo es apropiado para acercarse a El.

Etiquetas:

Pushkar un lugar exotico


Brahma, el creador del Universo, después de buscar por largo tiempo un ¡ugar adecuado para orar v meditar, se detuvo en las tierras del actual estado de Rajasthan, en la India. De la flor de loto que llegaba en la mano cayeron tres pétalos a tierra; y de estos tres puntos comenzó a brotar agua en tal abundancia que pronto se formó un gran lago al que el pueblo consideró sagrado desde su nacimiento, al que puso por nombre Pushkar, que quiere decir “Lago del Loto”.
Aquel lago, que según la tradición fue creado milagrosamente por los pétalos de la flor de Brahma, no tardó en convertirse en punto obligado de reunión de peregrinos procedentes de todas partes de la India e inclusive del extranjero. Con el transcurso de los años, creció a sus orillas una apacible población —llamada también Pushkar— cuya fecha de fundación no se conoce siquiera con aproximación.
Este misterio, en realidad, no tiene nada de extraño. Los historiadores siempre se han enfrentado a grandes dificultades al tratar de desenredar la madeja de leyendas, mitos y épicas que integran los más de 5.500 años de historia del pueblo hindú, y todos los esfuerzos realizados para ordenarla cronológicamente han sido inútiles. Por consiguiente, la mayoría de los textos explica simplemente que la fundación de Pushkar y la iniciación de su extraordinario Festival del Plenilunio —así llamado también porque coincide con la luna llena de octubre— ocurrieron “…en épocas muy remotas”.

Etiquetas:

La historia de Puerto Rico y San Juan


La existencia de Caparra como centro focal de la nueva colonia fue efímera. En 1511, Diego Colón, hijo del descubridor, ganó un litigio contra la corona española y adquirió por orden judicial todos los derechos y privilegios de su padre. Diego Colón reemplazó a Ovando como gobernador de La Española y, casi inmediatamente, surgió entre él y Ponce de León un violento conflicto de autoridad, entre otras razones porque Colón quería trasladar la capital puertorriqueña a un sitio distinto, mientras que Ponce se oponía a ello. Pero los propios vecinos de Caparra apoyaron la ¡dea del traslado, pues consideraban que el terreno pantanoso donde estaba enclavada era insalubre y, además, que dificultaba el comercio marítimo, ya que las naves tenían que fondear en una isleta que constituía el flanco norte de la bahía, siendo necesario transportar la carga desde allí hasta el desembarcadero, situado en la playa opuesta.
Al fin, los deseos de Diego Colón y los vecinos de Caparra prevalecieron. En julio de 1519 llegó a la capital el licenciado Rodrigo de Fi-gueroa con instrucciones superiores de mudarla ignorando la oposición de Ponce de León. Para la nueva sede se había elegido precisamente la isleta junto a la cual anclaban los buques mercantes, la que describió Figueroa como “el mejor asiento que en el mundo se puede buscar para una ciudad”. Sin embargo, el traslado en sí habría de demorar aún dos años más, llevándose a cabo en 1521. A la nueva ciudad se le bautizó con el nombre de San Juan, quedando desde entonces el de Puerto Rico para designar a la totalidad de la isla.

Etiquetas: